Meriendas Para Después de la Escuela

A menudo, al final de la escuela, los niños tienen hambre y están listos para una merienda. Las meriendas pueden ser una forma saludable de satisfacer el hambre y dar energía entre comidas. ¡Los refrigerios saludables también pueden ayudar a los niños a concentrarse en la tarea y son una excelente manera de involucrar a los niños en la cocina! Encontrar los alimentos adecuados para la hora de la merienda puede hacer toda la diferencia. 

Ideas Para Meriendas Listas Para Comer:

Intente tener a mano una variedad de meriendas listas para comer, como frutas, vegetales, queso, yogur, y mezcla de frutas secas y nueces, para que los niños eviten meriendas menos saludables como papas fritas y galletas. Los productos que están en temporada ahora incluyen: manzanas, sandías, uvas (¡pruébelas congeladas!), duraznos, brócoli, zanahorias, pimientos, pepinos y calabacín. ¡Haga clic aquí para encontrar más de las mejores frutas y verduras para comer en esta temporada del año!

Meriendas que Los Niños Pueden Ayudar a Preparar:

¡Los niños aprenden haciendo! ¡Tenga meriendas simples y divertidas que los niños disfrutarán preparar ellos mismos! ¿Que tal este Aderezo Casero de Yogur que es bajo en calorías, fácil de hacer y está lleno de sabor? Sirva con una variedad de los vegetales favoritos de su familia. 

¿Busca algo un poco más dulce pero saludable? ¡A los niños les encantará hacer su propio Helado Casero! ¡Esta merienda saludable se puede hacer con cualquier fruta mixta congelada y se puede preparar en menos de 30 minutos!

Si necesita algo un poco más sabroso, pruebe estas Mini Pizzas en panecillos ingleses integrales. ¡A los niños les encantará preparar su pizza personal y es una excelente manera de aumentar su consumo de vegetales como champiñones, pimientos y espinacas!

Si tiene actividades después de la escuela, las Barras de Mantequilla de Maní y Mermelada son una merienda saludable para llevar en el camino. Esta merienda solo tiene cuatro ingredientes, lo que hace que sea fácil prepararla con anticipación con los niños y comerla durante la semana.

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *