fbpx

Los Beneficios de Caminar

La actividad física puede ser difícil. Especialmente cuando se trata de manejar el trabajo y la vida familiar. No tienes que irte al gimnasio todos los días para recibir muchos de los beneficios para la salud relacionados con la actividad física. Se ha demostrado que solo 10 minutos de actividad física al día tienen muchos beneficios para la salud. Caminar puede ser una excelente manera para comenzar y no requiere ningún equipo especial. También puedes invitar a un amigo o familiar a caminar con usted. Tener un amigo con quien caminar puede hacer que sea más fácil comenzar! Todo lo que necesitas es un par de zapatos cómodos, un sendero para caminar, agua y algunas buenas canciones! 

Beneficios de caminar:

  • Mejorar la salud del corazón
  • Fortalece los huesos y los músculos
  • Aumenta los niveles de energía
  • Reduce el estrés y mejora al estado de ánimo
  • Ayuda a mejorar problemas relacionados con enfermedades cardiacas, diabetes y presión arterial alta
  • Mejora el equilibrio
  • Mejora el dolor articular
  • Mejora la circulación

Hay varios tipos de caminar:

  • Caminar rápido: Este tipo de caminata es un ritmo bastante rápido que proporciona un entrenamiento suave que aún tiene beneficios para la salud del corazón.
  • Caminar a intervalos: Esto significa que hará una “caminata rápida” por un tiempo corto y luego caminará a un ritmo cómodo por un tiempo corto. Este tipo de actividad mejora la salud del corazón y quema más calorías que caminar regularmente. 
  • Caminar inclinado: Caminando en una inclinación imita los beneficios para la salud de correr sin el alto impacto en las articulaciones. También puede quemar más calorías y fortalecer los músculos de la parte inferior del cuerpo. 

Solo elige el que mejor funcione para ti!

Mantenerse activo puede ser difícil, pero no tienes que hacer grandes cambios al mismo tiempo. Puede ser útil crear sus propios objetivos de actividad física  . Aquí hay algunas maneras de crear sus propias metas: 

Paso 1: Elija una meta pequeña. Asegúrese de que sea específico, medible, realista y que funcione bien con su estilo de vida. Elija una actividad, fíjese un marco de tiempo y asegúrese de que sea algo que realmente se vea haciendo.

Por ejemplo: Digamos que quieres comenzar a caminar durante 10 minutos al día los lunes, miércoles y viernes.

Paso 2: Sea consistente con su meta. Puede ser útil que lo rastree en un cuaderno o agenda. De esta manera, puede ver qué tan bien su objetivo está funcionando para usted. Si descubre que no puede seguir con él porque es demasiado desafiante, ¡repita el paso 1!

Por ejemplo: Digamos que ha podido cumplir con éxito su objetivo de 10 minutos al día tres veces a la semana.

Paso 3: Si te sientes listo para otro desafío, crea otra meta. ¡Continúe creando nuevas metas y desafíos a sí mismo! No tengas miedo de ser creativo y probar cosas nuevas.

Por ejemplo: Supongamos que desea comenzar a caminar por 15 minutos al día los lunes, miércoles y viernes con intervalos más rápidos a lo largo de su caminata.

¡Toma tiempo y paciencia para progresar y cada pequeña meta alcanzada merece ser celebrada!

Si se ha estado preparando para nuestro 5 km de  “Let’s Get Moving”, consulte nuestros consejos de entrenamiento

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.