fbpx

Cómo Ayudar a Tus Hijos a Comer Vegetales Verdes

Es bien sabido que los vegetales verdes son buenos para nuestra salud. Comer más vegetales verdes como parte de una dieta saludable ayuda a reducir el riesgo de algunas enfermedades crónicas, como enfermedades cardíacas, diabetes tipo 2, ciertos tipos de cáncer y obesidad. Como padres, queremos asegurarnos de darles a nuestros hijos alimentos que los ayuden a crecer sanos y fuertes. ¡Pero sabemos que los vegetales, especialmente los verdes, pueden asustar un poco a los niños!

Los vegetales verdes como la espinaca, el brócoli y la col rizada están llenos de nutrientes que los convierten en uno de los mejores amigos de nuestro cuerpo. Los vegetales verdes están llenos de calcio, hierro, potasio, fibra y vitaminas A, C y K. Eso significa que estos vegetales ayudan con cosas como el crecimiento y fortalecimiento de los huesos, la digestión y apoyan nuestro sistema inmunológico. 

Entonces, ¿cómo puedes ayudar a tus hijos a comer y disfrutar de sus verduras? ¡Echa un vistazo a estos sencillos trucos y recetas que hacen que comer verde sea más fácil para los niños! 

1)    Agrega una verdura verde a sus platos favoritos. 

¡Introduce vegetales verdes combinándolos con alimentos que a tus hijos ya les encantan! ¿A tus hijos les gusta la pizza, el espagueti, los macarrones con queso? Intenta agregar espinacas, brócoli o col rizada a estas comidas para una forma divertida y más fácil de probar un nuevo vegetal verde.   

Nuestra Pasta con Pollo, Brócoli y Queso combina una comida favorita de los niños con brócoli congelado para una comida saludable que disfrutará toda la familia.  

2)    Agrega verduras en puré o finamente picadas a las salsas o sopas.

Agregar pequeños trozos de brócoli, espinacas o col rizada a la salsa es una forma fácil (y disimulada) de agregar más sabor y nutrientes a la pasta.

Esta Pasta Saludable de ONIE es una receta fácil que utiliza solo unos pocos ingredientes comunes y está lista en menos de 30 minutos. En lugar de espinacas frescas, ¡intenta mezclar trozos pequeños de espinacas congeladas o col rizada en la salsa!

3)    Sé un ejemplo de alimentación saludable para tus hijos.

Los padres son el modelo a seguir más importante de sus hijos, y es más probable que tus hijos prueben alimentos nuevos cuando te vean comerlos. ¡Da un buen ejemplo a tus hijos comiendo vegetales verdes tú mismo!

Estas Enchiladas Cremosas de Pollo hacen que comer verde sea fácil para adultos y niños por igual. ¡Agrega una fruta para hacer una comida completa de MiPlato!

4)    Involucra a tus hijos en la cocina.

Cuando los niños ayudan a preparar una comida, están emocionados y orgullosos de su creación. La cocina no solo aumenta su confianza en sí mismos, sino que también ayuda a los niños a desarrollar el gusto por los alimentos nuevos. ¡Anima a tus hijos a comer más verde con algunos de nuestros vegetales verdes favoritos!

La Cazuela de Pavo y Papas es fácil de preparar y deliciosa para comer! Los niños pueden ayudar a preparar la cazuela y luego simplemente ponerla en el horno durante 25-30 minutos. Haz tu propia versión de esta receta con col rizada, brócoli o espinacas congeladas. 

5)   ¡Mantén vegetales verdes congelados a la mano!

Haz que la opción verde sea la opción más fácil con vegetales verdes congelados. Los vegetales congelados tienen los mismos nutrientes que los vegetales frescos y facilitan la cocción. No es necesario lavar ni cortar, simplemente abre la bolsa, agrega los vegetales a tus recetas favoritas y ¡disfrutalos! 

¿Tienes más consejos para animar a tus hijos a comer más vegetales verdes? ¡Déjanos saber dejando un comentario a continuación!

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.